ENFERMEDADES DE LAS PULGAS A LOS HUMANOS » Síntomas y gravedad

Las pulgas son unos insectos que, en principio, pueden parecer inofensivos. Muchas veces pensamos que, más allá de las molestias del picor, no hay nada más. Pero, esas mismas veces, no tenemos idea de lo equivocados que podemos estar. Las pulgas son parásitos hematófagos y según del animal del que se alimenten, pueden transmitir graves enfermedades. Si nos descuidamos, esas enfermedades que transmiten las pulgas. Pueden convertirse en epidemias, como ya ha ocurrido antes.

¿Qué son las pulgas?

Estos insectos son parásitos llamados hematófagos y viven en el cuerpo de muchas de nuestras mascotas. Dicho en palabras directas, viven y se alimentan de la sangre que son capaces de succionar a los animales. Tienen la habilidad de desplazarse velozmente, mediante saltos de gran longitud en consideración de su tamaño. Por medio de estos enormes saltos pueden moverse de un huésped a otro en cualquier momento y circunstancia.

Esta facilidad de movimiento facilita la transferencia de gérmenes contagiosos. Una pulga puede adquirir cualquier enfermedad según el huésped en el que haya habitado. Al alojarse en los animales domésticos, les transfiere esos gérmenes o enfermedades. A su vez, mediante el contacto con los humanos, estos se convierten en transmisores de aquellas enfermedades. Así, puede crearse una cadena de contagios hasta generar una epidemia.

enfermedades que transmiten pulgas

Las pulgas y las enfermedades

Una diseminación descontrolada de estos parásitos puede ser enormemente perjudicial. Afecta a los animales de diversas y específicas maneras. Puede producirles “simples” alergias pero también, dermatitis, inflamaciones y llagas. Dependiendo de las condiciones básicas de salubridad del animal, puede llegar a generar en ellos anemia y hasta problemas de crecimiento.

Una pulga infectada por algún virus o bacteria, puede generar padecimientos con derivaciones significativas, inclusive, para la salud pública. Tienes que recordar que se encuentra presente en animales domésticos y silvestres. Esta alternabilidad hace posible que pueda contaminarse con gérmenes que se retransmitan en los espacios urbanos.

Las pulgas que hospedan los animales sí afectan a las personas y son peligrosas. Transmiten enfermedades una considerable variedad de enfermedades muy graves. Al respecto, es importante estar alertas con los niños y los ancianos. Si vivimos en un ambiente rural y tenemos mascotas, los cuidados tienen que ser permanentes. En sus casos, la picadura de pulgas, contaminadas o no, puede ser muy perjudicial.

Enfermedades que transmiten las pulgas

En términos generales, las picadas de las pulgas apenas son molestas es decir, no suele provocar mayores complicaciones. A pesar de esto, y tal y como ocurre con los zancudos, siempre existe el riesgo de que acarreen algún germen maligno. Las pulgas son capaces de portar y transferir ciertos tipos de virus o bacterias. Estos, a su vez, transmiten a los humanos enfermedades que pudieran revestir diversos niveles de gravedad.

Enfermedades que transmiten las pulgas: la peste bubónica

enfermedades que transmiten a humanos

Suele afirmarse que las picadas de las pulgas fueron las causantes de una de las mayores epidemias conocidas. Si hubo una enfermedad cruel tanto por el contagio y expansión como por sus efectos, esa fue la Peste Negra. También llamada Peste Bubónica, ha sido catalogada como la enfermedad más mortal que hubo en la historia. Esta epidemia fue transplantada a Europa por las llamadas pulgas de las ratas.

Estas alimañas se trasladaban en los barcos comerciales intercontinentales. Las ratas que subían y bajaban de ellos en cada puerto, transmitieron el mortal bacilo Yersinia pestis. La difusión de este microbio causó la muerte, en promedio, del 45 por ciento de la población en aquellos territorios en donde cobró cuerpo. En otras palabras, en todo el mundo conocido particularmente, en el continente europeo.

Otras enfermedades

Las pulgas transmiten otras enfermedades menos dramáticas pero no menos delicadas. Entre estas tenemos enfermedades como la teniasis o el tifus. La llamada nigua o pulga de arena, suele introducirse en la piel humana, por lo general, en los espacios entre los dedos o por la planta de los pies. Es en ellos en donde deposita sus huevos. Este parásito se encuentra en las zonas tropicales y subtropicales en regiones como algunos países africanos o del Asia.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…